ACTUALIDAD


Nubes en Madrid

24 abril 2017

Si Alicia hubiera llegado al Palace el pasado 22 de abril, también habría pensado que estaba en el País de las Maravillas.

El interés y la motivación de casi 300 asistentes provocó una inmediata conexión con los diferentes procedimientos didácticos innovadores que se trabajaron. ¡Es seguro que, como en el resto de la ciudad, también había maratonistas allá dentro!

Se palpaba, el espíritu que habitualmente se destaca en todo buen corredor: capacidad mental, de adaptación y mucha determinación. Así, la robótica educativa se recibió como una aliada para desarrollar los contenidos curriculares tanto en infantil como en primaria; las diferentes fases de construcción del pensamiento científico se vivieron de forma muy práctica y divertida; y jugamos, incluso con actividades motivadoras y significativas para el aprendizaje de la lectura, y repasamos el gran proyecto de aprender en el contexto de temas motivadores. ¡Cuántos retos!

Y por si eran pocos, José A. Fernández Bravo nos invitó a emplear los desafíos, porque no hay niño que no razone, otra cosa es que sepa responder… Ya lo decía Alicia: «no pienso hacer caso de las palabras de los mayores, cuando se asomen al agujero y me digan: «¡Vamos, querida, sube, te estamos esperando!». Yo les miraré desde abajo, y les diré: «Decidme antes quién soy, y, si me gusta la persona…, ¡entonces subiré!».

Esperamos que todos nuestros amigos de la siguiente cita, Bayona, sí se suban con nosotros a esta nube de aprendizaje aventurero.