ACTUALIDAD


Amor, misterio y arte en la inauguración de la Feria del libro

3 junio 2019

La ganadora del premio Alandar y los ilustradores Antonio Lorente y Francesca Dell’Orto, entre otros, estrenaron las firmas de la caseta de Edelvives.

Desde el 31 de mayo el parque madrileño del Retiro se ha llenado de historias de aventuras, de miedo, de vanguardia, de amor… pero también, de poesía, ciencia y curiosidades. La literatura tomó los caminos del parque y allí, libreros, editoriales y otras empresas e instituciones abrieron sus stands con libros que, ansiosos, esperan ser acogidos por el público. 

El primer fin de semana de la feria, Edelvives recibió a los visitantes en la caseta 245 con invitados de lujo: los escritores Félix Jiménez Moreno, Paloma González Rubio y Natalia Alonso y los ilustradores Antonio Lorente y Francesca Dell’ Orto. Todos firmaron sus novedades editoriales, conversaron con grandes y niños… mientras compartían, con alegría y complicidad, el secreto de sus obras.

El 31 de mayo por la tarde fue el turno de Félix Jiménez Moreno, quien firmó Empieza por A. En esta hermosa novela el amor, la ternura y la comprensión son los ingredientes que su pequeña protagonista utilizará para ayudar a su abuela, enferma de alzhéimer.
Félix Jiménez Moreno

Félix Jiménez Moreno

Francesca Dell’ Orto y Antonio Lorente

Francesca Dell’ Orto y Antonio Lorente

El 1 de junio fue dominado por la ilustración. Antonio Lorente firmó Genios. El eco fantasma de sus voces y una novedad que rinde homenaje a J. M. Barrie: el libro ilustrado Peter Pan, que reúne los textos íntegros de las novelas Peter Pan y los jardines de Kensington y Peter Pan y Wendy. Francesca Dell’Orto firmó Rapunzel y Blancanieves, un bellísimo álbum que acaba de llegar a las librerías, en el que recrea el cuento clásico con un espectacular protagonismo de la naturaleza. 

Paloma Gónzalez

Paloma Gónzalez

Natalia Alonso

Natalia Alonso

El 2 de junio por la mañana, Paloma Gónzalez firmó João, la novela juvenil que conquistó al jurado del Premio Alandar, cuyo argumento se asienta en la historia de un adolescente portugués que vive en un barco, de puerto en puerto, porque su madre se niega a escolarizarlo. La tarde fue de Natalia Alonso quien firmó El Ojo del Inca, una trepidante novela que une el misterio con una cultura milenaria. En síntesis: un fin de semana intenso en emociones en el que los visitantes vivieron con cercanía unos libros que merecen conocerse a fondo y tener un lugar en la biblioteca.