ACTUALIDAD


Benjamin Lacombe evoca Japón desde Madrid

19 diciembre 2019

El ilustrador francés se encuentra de gira por España. En su primera parada ha recalado en Madrid y ha presentado su último trabajo: «Historias de fantasmas de Japón».

La sala María Zambrano del Círculo de Bellas Artes fue el lugar elegido para la presentación. A las 19:00 horas, Lacombe, ante un nutrido público, comenzó la presentación de esta obra que reúne once cuentos japoneses de fantasmas, espíritus y otros seres sobrenaturales. Camila Gustafsson, responsable corporativa de Literatura Infantil y Juvenil, saludó a los presentes y dio paso al artista.

Benjamin Lacombe comenzó la exposición con un vídeo de Historias de fantasmas del Japón. Tras él, y apoyándose en una pantalla donde proyectó imágenes durante todo el acto, desgranó las fuentes de las que ha bebido para realizar la obra. Contó que la primera vez que se topó con un yokaï fue en los cómics manga y que él mismo realizó uno sobre fantasmas. También comentó que publicó Madame Butterfly, otra obra de inspiración japonesa.

El ilustrador también se refirió a los cuentos que aparecen en el libro. Comentó que fueron rescatados y reelaborados por Lafcadio Hearn, el primer gran japonólogo de la literatura occidental. A Lacombe le pareció muy atractiva tanto la obra como la vida de este griego que vivió en Dublín y en EE UU, para acabar viviendo en Japón. Como curiosidad, explicó que Hearn «se casó con una mujer japonesa y fue ella quien le contó los cuentos tradicionales de espectros y aparecidos que él se dedicó a reelaborar». Además, añadió que ella fue un gran apoyo para él con la lectura, ya que era ciego de un ojo y tenía dificultades con el otro.

Lacombe prosiguió relatando como desarrolló los bocetos de los yokaï y, aunque lo hizo con gran libertad, todos mantienen trazos comunes. Después, describió cómo preparó el story board, donde «restringió la paleta cromática a los azules y a los violáceos para el crepúsculo». En un momento dado, quiso romper con lo anterior, y realizó un cambio radical utilizando los tonos naranjas. 

Respecto a la cubierta, comentó como se inspiró en las ediciones de Lafcadio. Para la parte entelada se utilizó un tejido en tono azul violeta sobre la que aplicó tinta metálica. Además, contó que hubo distintas propuestas antes de llegar a la que finalmente se eligió.

Con relación a los yokaï, espectros o espíritus pertenecientes al folclore japonés, hizo reinterpretaciones muy cercanas a las imágenes originales. Indicó que la inclusión de las mariposas se debe a que «evocan a la metamorfosis y, además, le encanta la fragilidad que entrañan». añadió que «intentó representar el alma escapándose.

El autor explicó que «las estampas japonesas han sido muy importantes en su obra». Mostró diversas imágenes que ha reinterpretado junto con las originales de otros autores japoneses.

Asimismo, aclaró que los yokaï aparecen en los juegos japoneses por lo que él tuvo que ponerlos en esta edición. Utilizó para ello un catálogo realizado por un autor japonés en el siglo XVIII y reconoció lo mucho que le había costado encontrar traductores para los ideogramas de esa época.

Sobre la promoción, dijo que el vídeo, una pieza que solo dura un minuto y medio, había costado muchísimo trabajo. Como todo está dibujado a mano y cada movimiento es una capa. El resultado fue un infinito esfuerzo para poner en movimiento cada imagen.

Finalizó la charla alabando la labor de promoción: vídeo, expositores para las librerías, abanicos, bolsas, cartelería y escaparates. Por último, destacó la botella de sake, que calificó de «adorable».

Una magnífica conferencia sobre los entresijos de Historias de fantasmas de Japón, en el que el artista nos adentró en el mundo fantasmagórico de sus magníficas ilustraciones.