ACTUALIDAD


David Fernández Sifres entra en la Escuela Avante

3 diciembre 2018 | ENTREVISTA

¿En qué reside el encanto de esta colección? ¿Por qué quien la lee no puede dejarla? El autor nos cuenta, de viva voz, qué hace irresistibles a las historias de esta prestigiosa Escuela de detectives.

David Fernández Sifrés

David Fernández Sifres

«Nadie puede pedir que le admitan en la Escuela de Detectives Avante. No tiene formularios de admisión ni acepta peticiones. […] Un buen día, en cualquier lugar, a cualquier hora, quizá solo o a lo mejor acompañado, en un restaurante o en el colegio, un desconocido te toca el hombro. —Te hemos elegido —te dice». El misterio está en el origen de Avante, una institución de alto prestigio por la que han pasado en su infancia Sherlock Holmes, Hércules Poirot y Miss Marple, entre otros, y que revela su historia a través de una serie de libros que llevan su nombre. 

David Fernández Sifres, una de las voces más significativas de la literatura infantil y juvenil actual, es el autor que se encuentra detrás de estos relatos de estética steampunk, que guardan una estrecha relación con la plataforma gamificada Ta-tum. Allí nacieron Zinca, Oto, Axel, Ciro, Helena y Arístide, los protagonistas de la saga, antes de saltar a los libros. Un desafío importante para David, puesto que escribió las novelas a partir de un ambiente y personajes ya creados. «Pegué por las paredes de mi casa imágenes de todos ellos, con sus nombres y descripciones, para verlos constantemente y familiarizarme. Por otro lado, apenas sabía lo que era el steampunk. Leí bastante sobre ello y busqué la forma de lograr una ambientación steampunk atemporal, pero con guiños al presente, que resultara creíble y que no llamase la atención. Creo que las ilustraciones de Albertoyos plasman de manera extraordinaria esa estética, que atiende a todos sus detalles».

Sin embargo, estas historias de aventura y misterio tienen mucho de él o, mejor dicho, de las lecturas del género que poblaron su infancia: «leí varias veces toda la colección de Los Cinco, de Enid Blyton, y la de Alfred Hitchcock y los tres investigadores. Guardo todos esos libros con un cariño especial y mi hermana y yo seguimos comprando ejemplares antiguos en mercadillos. De Los Cinco recordaba especialmente esos desayunos suculentos, con leche fresca, mantequilla casera, mermelada de arándanos, o esos almuerzos pantagruélicos con pasteles de carne y cerveza de jengibre. Me apetecía mucho que Avante tuviera ese toque, y así lo hice: por eso la comida tiene una presencia tan especial».

Cuando se le pregunta por lo más difícil, David no duda: «Los seis protagonistas, cinco niños con edades desde los seis hasta los quince años y un zorro, debían tener el mismo peso en la historia y cada uno aportar algo diferente. Esto, y el que formaran un grupo que no resultara artificial, me resultó especialmente complicado, pues no habla ni reacciona igual un niño de seis que otro de quince… ¡ni qué decir un zorro!». Este grupo tan heterogéneo conforma el grupo Nautilus, el equipo más nuevo de la Escuela Avante. Cada uno tiene una procedencia distinta y, también, habilidades que lo hacen único: Axel es un gran inventor, Helena tiene una alta sensibilidad sensorial, Zinca es tan sagaz como inteligente, Oto tiene el don de la palabra y Ciro es capaz de dibujar lo imposible. A ellos se les suma Arístide, un zorro rescatado de una de sus misiones. Al ser los últimos en ingresar «se sienten un poco ninguneados en la escuela y están ansiosos por que les asignen casos importantes para demostrar de lo que son capaces», cuenta David. «Saben que necesitan trabajar en equipo para resolver los misterios y disfrutan estando juntos. Aunque también les gusta picarse entre ellos, especialmente a Oto y Helena».

La trama de novelas se basa en el planteamiento de un enigma y se desarrolla a través de las intrépidas aventuras que vive el grupo. David da forma y color a cada historia, a través de un estilo desenfadado,  y concentra en ellas las claves más importantes del género fantástico y de misterio. «En El extraño caso del Castillo Billinghurst, los Nautilus visitan la más importante exposición de piedras preciosas del mundo, piedras que comienzan a desaparecer sin que parezca posible sacarlas del castillo. Hay un autómata que fabrica bolas de nieve, ornitópteros, llevavoces, una oruga de detección, una posada con una habitación vacía de la que escapan gritos lastimeros… Las inauditas apariciones de la Isla de Nolan juega con la idea contraria: un museo subterráneo, en una isla a la que solo se llega mediante un subacuáquero, y unos cuadros que aparecen colgados de sus paredes sin que sea posible acceder al recinto. Artistas bohemios, caravanas al borde del acantilado, buceo y meriendas junto a una hoguera a la orilla del mar».

¿Habrá más libros de Avante? «Ahora mismo estoy terminando de escribir el tercero de la serie que se titulará Los espectrales sucesos de la Mansión Farrell». Este tercer volumen contará, al igual que los anteriores, con las ilustraciones de Albertoyos, gracias a las cuales nos podemos introducir fácilmente en un ambiente steampunk en el que se puede comer empanada de riñones con mermelada de manzana y beber infusiones de zarzaparrilla.

La escuela de detectives Avante es una serie recomendada a partir de los ocho años, pero cumple todos los requisitos para compartir su lectura en familia. La amplia variedad de personajes, tanto en edades como en características, invita a que una amplia gama de lectores se sienta representada mientras disfruta de una entretenida novela con los auténticos ingredientes de las historias de detectives. 

Tipo : ENTREVISTA