ACTUALIDAD


En el Día del Libro… viaja a otro mundo con Edelvives

12 abril 2021

Para festejar el Día del Libro, Edelvives propone una selección de lecturas sin fronteras, para aventurarnos a nuevos mundos reales… o imaginarios.

Los libros bien merecen un día de homenaje. Delicados pero resistentes, de uso sencillo, no requieren tutorial ni contraseña; fáciles de llevar a cualquier parte, amigos silenciosos… Los que presentamos aquí agradarán a pequeños y mayores, sea por sus historias, por sus ilustraciones o por su exquisito acabado.

Con la colección Bernabé, los primeros lectores conocerán a este aventurero tejón, muy preocupado por cuidar nuestro planeta y no exento de sentido del humor. En su primera aventura, Bernabé viaja al fin del mundo, el tejón se hará amigo de la tortuga Constanza y la topa Clara mientras intenta alcanzar eso, el fin del mundo. En Bernabé cura el planeta, los tres compañeros intentarán salvar a la Tierra de una terrible enfermedad. Con letra ligada y tiernos dibujos, estos libros son un buen punto de partida para despertar el amor por la lectura, la conciencia ecológica y el espíritu de equipo.

¡Mister Roscoe se va de vacaciones! On Holiday!  Sí, lo decimos también en inglés porque, en este simpático libro ilustrado, los más peques seguirán las aventuras de un gracioso sabueso… en ambos idiomas. Las peripecias de Mister Roscoe comienzan cuando hace la maleta y abarcan múltiples escenarios, situaciones, medios de transporte y personajes. Treinta y dos páginas ilustradas con el estilo desenfadado y alegre de Jim Field, perfectas para adquirir vocabulario. Además, también está disponible la versión bilingüe español-francés: Monsieur Roscoe en vacances.

50 cuentos para entendernos mejor es una preciosa antología de cuentos tradicionales, de todas partes del mundo, ideal para lectores a partir de seis años. Los cuentos se han organizado en cinco capítulos que abordan diferentes aspectos del comportamiento humano: las relaciones entre fuertes y débiles, la noción del bien y el mal, las relaciones afectivas, la relación entre causa y efecto, y el ingenio del ser humano. Se trata de una hermosa edición, acompañada de las inconfundibles ilustraciones de Marion Arbona. Cada cuento viene precedido de una introducción que lo contextualiza, rastrea su origen y orienta sobre su sentido. Todo ello orquestado por la escritora, investigadora y divulgadora Teresa Durán.

A partir de los ocho años, los lectores pueden deleitarse con El poeta de Velintonia. Este libro relata la amistad entre un gato blanco con botines negros, Verso, y el poeta Vicente Aleixandre.  Es un homenaje a la vida del escritor y también a su casa de Madrid, situada en la calle Velintonia, número 3. Esta hermosa historia da pie a que el lector viva como uno más en la «casa de la poesía» y casi pueda escuchar a Lorca tocando el piano o disfrutar de las naranjas que Miguel Hernández traía de Orihuela. Un canto a la belleza, a la amistad y a la poesía, y una reivindicación muy necesaria de un espacio, la casa de Velintonia, cuya magia han sabido capturar Emilio Calderón en su relato y Carmen García Iglesias en sus ilustraciones.

También para lectores a partir de ocho años recomendamos las novelas ilustradas que relatan las misiones detectivescas de Gatlock. El dúo Sébastien Perez y Benjamin Lacombe llena de fantasía, ingenio y humor estas andanzas gatunas, que cambian de lugar y época en cada libro. Las croquetas envenenadas está ambientada en el Nueva York de 1917 y es una historia de gánsteres perrunos y gatunos. La desaparición de los ratones traslada a los pequeños lectores al París de 1975.

Para los lectores a partir de diez años recomendamos el clásico La isla del tesoro, de Robert Louis Stevenson. Esta obra, precursora de las narraciones de piratas, relata las aventuras de Jim Hawkins. Este muchacho de tan solo quince años encuentra un mapa de un tesoro en la posada de sus padres y verá su vida cambiar cuando se embarque para buscar el tesoro. Las ilustraciones de Etienne Friess —que ha optado por animalizar a los personajes— consiguen dar nueva vida a una historia ya clásica, al tiempo que captan perfectamente su característica atmósfera de misterio.

Las novelas de Miranda y Tato, por su parte, narran historias de ambientación contemporánea. Son una contribución a la toma de conciencia sobre los objetivos para un desarrollo sostenible de la Agenda 2030. En Chaval, ¿qué haces con mi camiseta?, se aborda el tema de la pobreza, más cercana de lo que Miranda y Tato creen. En Si queréis ayudarme, leave me alone, se aborda el matrimonio concertado y otros problemas de integración. Son libros pensados para enganchar a los preadolescentes a la lectura mientras despiertan a los problemas de su entorno.

Por último, si loslectores de entre diez y doce años quieren ejercitar su inglés, pueden hacerlocon las dos primeras novelas de la trilogía de fantasy Ojos deMedianoche: Eyes of Midnight. Yaestán aquí The one with no Shadows y The Land of Giants. Las aventuras del joven Crey, Ojos deMedianoche, un huérfano que huye de la peste y se va a vivir con su tío, unantiguo caballero del rey, harán vibrar a los lectores con su mundo deguerreros, gigantes, duendes y heroicidades. La edición inglesa incluye unaudio con la narración íntegra, accesible a través de un código QR.

A los lectores adultos sin duda les emocionará la Novela de ajedrez, de Stefan Zweig, con las ilustraciones de Tlacuiloa y una nueva traducción, a cargo de José Rafael Hernández Arias. La historia narra el viaje que un campeón mundial de ajedrez hace de Nueva York a Buenos Aires para participar en un torneo de exhibición. En el barco, conocerá a un contrincante enigmático. La confrontación entre ambos se presenta por medio de otro de los pasajeros del buque. En la obra subyace una crítica feroz contra el nazismo. Las ilustraciones de Tlacuiloa son un pasaporte directo a principios del siglo XIX.

La última recomendación es Espíritus y criaturas de Japón. Este libro recoge nueve cuentos de la tradición oral nipona, que el escritor orientalista Lafcadio Hearn había reelaborado y puesto por escrito a finales del siglo xix. En ellos se descubren personajes como el samébito (el hombre tiburón), los kitsune (los zorros tallados en piedra), o el anciano que se convierte en faisán. Las ilustraciones son de Benjamin Lacombe, que continúa el homenaje a Hearn comenzado en Historias de fantasmas de Japón. Aquí recurre a técnicas diferentes, como la aguada, el óleo, la acuarela, el lápiz…, al servicio de cada historia. Perfecto para regalar, con sus diferentes texturas de papel, sus dobles páginas desplegables y los detalles metalizados de la cubierta.

Cada libro es una aventura, un descubrimiento, un viaje… ¿cuál vas a emprender tú?