ACTUALIDAD


Toca, cuenta, resuelve: matemáticas manipulativas con Mar Calzado y Edelvives

7 marzo 2019 | ENTREVISTA

Mar Calzado, coautora de «Qué te cuentas», explica cómo abordar la enseñanza de las matemáticas en Educación Infantil y cómo incluir el trabajo manipulativo y la experimentación en esta etapa educativa.

La historia de Mar Calzado es la de una alumna que había tenido una experiencia «nefasta» con los números, figuras geométricas y problemas hasta que coincidió con su profesora de Didáctica de las Matemáticas en la universidad. Entonces, descubrió la relevancia del trabajo manipulativo y de la experimentación para desarrollar el pensamiento: «Aprendí cómo utilizar muchísimos materiales hasta entonces desconocidos para mí: los bloques lógicos, las regletas, los multibase, el miniarco, los geoplanos…». 

Comenzó a impartir clase en Educación Infantil con 20 años, sin experiencia, con muchas ganas y convencida de enseñar matemáticas a través del trabajo manipulativo. «Cada día era una aventura entre cuentos, marionetas, juegos, canciones, bailes e ilusión a raudales», recuerda. Esa motivación e interés se ha materializado en Qué te cuentas, el proyecto de Edelvives para Educación Infantil de matemáticas manipulativas, del que es coautora junto a Dolors Todolí y Ana Galindo.

¿Por qué a veces las matemáticas dan miedo a los estudiantes? 
Los niños, cuando son muy pequeños, no tienen miedo a cometer errores, y eso es lo que les hace experimentar y probar cosas nuevas con total ingenuidad. Muestran una mayor creatividad y son capaces de ver la realidad desde diferentes puntos de vista. En algo hemos fallado en la enseñanza de las matemáticas si nuestros alumnos han ido adquiriendo el miedo a equivocarse o a buscar caminos diferentes para solucionar problemas. La clave está en considerar el error como una oportunidad de aprendizaje, animar al alumnado a experimentar y a compartir sus ideas con total libertad, conseguir que las clases de matemáticas sean divertidas, colaborativas y significativas. Sin emoción no hay aprendizaje.

¿Cuáles son los problemas más comunes que aprecias en los estudiantes en la clase de matemáticas? 
El problema no está en los estudiantes, sino en la metodología aplicada. Si les acostumbramos a una clase tradicional, poco participativa, nada manipulativa, repetitiva y magistral, podremos observar los problemas por todos conocidos: falta de atención, dificultad en la comprensión, desinterés al no estar contextualizado el aprendizaje, miedo a cometer errores, bloqueos emocionales, etc.

¿Qué se debe tener en cuenta al enseñar matemáticas?
Existen varios principios básicos que deben estar presentes siempre al enseñar matemáticas: el alumno como protagonista de su aprendizaje, aprendizaje contextualizado, trabajo manipulativo y experimentación, desarrollo del lenguaje, trabajo de todos los contenidos matemáticos desde cada una de las inteligencias, transversalidad con otras áreas, motivación y emoción, estructuras y rutinas. 

¿Cómo se puede dinamizar el aprendizaje de las matemáticas?
El mayor dinamizador es el educador. La apuesta debe hacerse a través de la formación. Hoy en día disponemos de las herramientas necesarias para compartir recursos, estar en contacto, conocer nuevas experiencias, participar en proyectos… Los equipos directivos de cada centro deben velar por una transformación profunda de la metodología, dotando a sus educadores de los recursos necesarios. Deben sentirse apoyados y reconocidos. Un profesor ilusionado se forma, lee, investiga, experimenta, comparte...

¿Qué son las matemáticas manipulativas? 
Como bien dice José Antonio Fernández Bravo: «No se trata de que los niños aprendan como tú enseñas, sino de que tú enseñes como ellos aprenden». Los niños aprenden a través de los sentidos, van construyendo su pensamiento a través de la relación que establecen con el entorno. Las matemáticas manipulativas se basan en la acción del niño sobre la realidad que le rodea, a través de materiales, actividades y escenarios muy diversos y significativos, que le permiten construir su propio aprendizaje. Es un proceso de aprendizaje que permite pasar de lo concreto a lo abstracto y de la experiencia a la representación.


«La mejor manera de saber qué funciona y qué no es conocer cómo aprenden».


¿En qué momento y por qué decides empezar a utilizar matemáticas manipulativas en el aula? 
Comencé a utilizar las matemáticas manipulativas desde mi primer año como profesora. Evidentemente, la experiencia, los cursos de formación, los libros que me compraba y el aprendizaje de otros compañeros me ayudaron a ir mejorando mi práctica docente. Pero de quien más he aprendido es de los propios niños, de la observación e interacción con ellos. La mejor manera de saber qué funciona y qué no es conocer cómo aprenden.

¿Qué ventajas aportan las matemáticas manipulativas en el aprendizaje?
Creo que sería más rápido decir que no podría encontrar ninguna desventaja. Me encantaría que alguien pudiese decirme una sola, porque me suscita mucha curiosidad. Voy a nombrar la que es, en mi opinión, la mayor ventaja: la motivación e interés que provoca en los alumnos.

¿Para qué sirven las matemáticas a los niños y niñas?
Para comprender el mundo que les rodea e interactuar con él de forma activa, estableciendo relaciones entre sus conocimientos y sus nuevos descubrimientos. Para ser capaces de resolver problemas de diferentes formas, crear, construir, analizar…

¿Un ejemplo de cómo las matemáticas están presentes en el día a día de los alumnos de Infantil? 
Las matemáticas están presentes en su vida desde que se levantan: en su casa, en la calle, en el colegio… En la asamblea contamos quién ha venido y cuántos han faltado. Contamos los días que quedan para que acabe febrero, repasamos las rutinas en los diferentes momentos del día, buscamos la página en el libro, clasificamos los juguetes en sus cajas, formamos figuras con el cuerpo en psicomotricidad, medimos la cantidad de agua que tiene cada vaso... 


«Las matemáticas están en todas partes, pero no por ello el niño aprende».


¿Las matemáticas están en todas partes? 
Sí, pero no por ello el niño aprende. Debe haber una intencionalidad, una estructura. Por ejemplo, el arte y las matemáticas van de la mano. No porque el niño observe un cuadro o escuche una canción va a aprender necesariamente matemáticas, pero sí ocurrirá si yo propongo una serie de actividades para que aprendan matemáticas a través del cuadro o de esa canción. 

¿Qué te ha aportado ser coautora del proyecto «Qué te cuentas»? 
He aprendido muchísimo acerca de las matemáticas manipulativas gracias a la profunda reflexión que requiere crear un nuevo método: investigar, contrastar, discutir, analizar, compartir ideas… «Qué te cuentas» surgió de la necesidad de aunar en un mismo método todos los fundamentos pedagógicos que considerábamos básicos para el aprendizaje de las matemáticas desde un enfoque esencialmente manipulativo: inteligencias múltiples, desarrollo del lenguaje, aprendizaje contextualizado, globalización con otras áreas, rutinas y estructuras de aprendizaje.

¿Qué te animó a participar en este proyecto? 
Siento una profunda admiración por las otras autoras del proyecto, Dolors Todolí y Ana Galindo, y por su trabajo. Durante años se dedicaron a recoger todas sus experiencias de aula y los materiales que habían ido creando. Me enseñaron sus ideas y me propusieron darle forma para crear un nuevo método que se ajustase a nuestro ideal.

También has sido tallerista en las jornadas educativas Edelvives Play de 2018. ¿Cómo surgieron las ideas del taller? 
Todas las actividades de los talleres son experiencias que hemos llevado a cabo Dolors, Ana y yo en nuestras aulas durante muchísimos años. Seleccionamos aquellas que pensamos eran las más representativas y a su vez novedosas de cada bloque matemático. Nosotras no hemos inventado nada nuevo, pero le hemos dado forma y sentido a nuestra experiencia de tantos años para crear un método que creemos es muy completo y eficaz para el aprendizaje de las matemáticas. Participar en las Jornadas de Edelvives y tener la oportunidad de conocer a tantos educadores me ha enriquecido mucho. Es muy importante comprender otros puntos de vista y descubrir otras experiencias. Escuchar a otros profesionales y comprobar que todos compartimos las mismas ilusiones pero también las mismas dificultades anima a seguir avanzando. 

Tipo : ENTREVISTA