ACTUALIDAD


La sombra del golem

14 agosto 2017

Éliette Abécassis y Benjamin Lacombe dan vida a uno de los seres más atractivos de la mitología judía y, a través de Zelmira, su sagaz protagonista de diez años, acercan la leyenda a la infancia.

La sombra del golem parte de la leyenda clásica para su recreación. En ella el rabino Yehouda Loew ben Bezalel, conocido entre sus contemporáneos como el Maharal de Praga, crearía a través de la cábala un gran coloso de barro para defender al pueblo judío de los continuos ataques que recibían en aquella época. Sin embargo, la historia escrita por Éliette Abécassis e ilustrada por Benjamin Lacombe, añade un nuevo punto de vista narrativo. El protagonismo ya no recae en un personaje histórico y real, sino en la voz y los ojos de Zelmira, una curiosa niña de diez años, que asiste al extraño origen del golem así como a otros fenómenos extraordinarios.

Éliette Abécassis es hija de uno de los intelectuales más respetados del judaísmo y catedrática de Filosofía. Su profundo conocimiento de la leyenda hace que respete sus principales hitos, aunque el contexto sea ficcional. Por este motivo, cobra especial importancia el nombre escrito en la frente del golem, el papel que le introduce en la boca su creador con el nombre de Dios para darle vida y la rebeldía que sufre el coloso al final. Benjamín Lacombe ilustra atmósferas opresivas que denotan el crispado e irascible clima de la época. Escenas predominantemente oscuras, con altos contrastes de luz, en el que la imagen de los personajes refleja tanto su carácter como sus intenciones. 

La figura del golem (ser viviente creado de forma artificial por el ser humano) se encuentra en las leyendas y mitologías de diversas culturas antiguas como la griega y la árabe. Muchos investigadores estrechan sus lazos con Prometeo y, también, ya en la cultura judía, con la creación de Adán descrito en el Talmud donde es llamado «golem» en sus primeras horas de vida. 

Ya en el presente, no ha faltado quien haya establecido semejanzas y diferencias con Frankestein, el monstruo invención de Mary Shelley. Lo cierto, es que este gigante de barro ha fascinado a estudiosos y escritores por igual. En la literatura de adultos destaca la novela de Gustav Meyrink publicada en 1915, El golem, considerada un clásico del siglo XX y el poema de Jorge Luis Borges del mismo título. 

El libro La sombra del golem está recomendado a partir de los diez años. La calidad del texto, así como su cuidada y elegante edición, hacen que merezca un hueco en la biblioteca familiar. Una historia fascinante, que abre puertas hacia otros relatos y a la propia historia, ilustrada por uno de los artistas más reconocidos de Francia.