ACTUALIDAD


El maravilloso viaje de Nils Holgersson

10 enero 2017

Hay viajes que cambian para siempre a quienes los emprenden… o a quienes lo leen. Una obra tan especial como su autora, nos acompaña este invierno para emprender el vuelo.

La poeta Emily Dickinson decía que para viajar lejos, nada  mejor que usar un libro como nave. Razón no le faltaba: leer es recorrer territorios gobernados por la imaginación del autor hacia geografías elementalmente humanas y, en ese camino, aprender. 

Selma Lagerlöf nació en Suecia en 1858 y vivió hasta 1948, sin embargo los lugares que dibujó con su escritura perduran hasta el día de hoy. Su obra más conocida es El maravilloso viaje de Nils Holgersson, una novela tan especial como su vida. 

La historia del libro comienza en 1902, cuando la Asociación de maestros de Suecia le encarga a la autora un libro didáctico para la enseñanza de la geografía del país. Selma cumplió con la petición, pero tejió las lecciones sobre ríos, montañas y llanuras en un texto de gran belleza que exhala, página a página, un profundo y soberano amor por la naturaleza. 

Así nació El maravilloso viaje de Nils Holgersson, la historia de un niño transformado en duende, obligado a proteger a uno de sus gansos durante el largo viaje que emprende a través de Suecia. Un viaje iniciático inspirado en los relatos de Kipling, no desprovisto de aventura, de leyendas y mitologías que se crean y recrean en el paisaje escandinavo. El libro fue publicado en 1906 y tuvo un éxito rotundo. La narrativa era atractiva y emocionante y, al mismo tiempo, capaz de mantener un tono poético. 

Estas cualidades fueron rescatadas por Kotcha Olivier Latyk para adaptar la obra de Selma Lagerlöf a un exquisito álbum, publicado por Edelvives. Esta versión revive el espíritu del libro original a través de un texto ameno, centrado en el relato de lo maravilloso, y de las delicadas páginas troqueladas como parte fundamental de la ilustración. 

Un libro elegante y sutil, que actúa como un merecido homenaje a Selma Lagerlöf, la niña que por su físico nunca pudo correr junto a los demás niños y que por eso leyó y escuchó todos los cuentos; la maestra capaz de conmover al rey Óscar II con su primer libro y la primera mujer en ganar el Premio Nobel de Literatura.