ACTUALIDAD


Somos Edelvives, líderes gracias a ti

1 junio 2018

Edelvives se puso de gala, para su evento anual, rodeado de profesores, libreros, directores de instituciones educativas, escritores, ilustradores, directivos de empresas tecnológicas y un sinfín de colaboradores y de invitados de excepción.

La cola de los congregados ocupaba toda la plaza de Tirso de Molina y en la cornisa del teatro las lonas anunciaban, en un amarillo intenso, la locura de esta editorial. Todo estaba a punto de comenzar.

Ante más de mil personas expectantes y con puntualidad británica, Rosa Luengo, directora de creación editorial de Edelvives, saludó a los asistentes y felicitó a Juan Pedro Castellano, director de la Fundación Edelvives, por la campaña contra el abuso sexual a menores. Tras unas palabras, Castellano dio paso a un vídeo en el que la frase «no te calles, cuéntalo» se repetía al mismo ritmo que se sensibilizaba el auditorio. Este vídeo, en el que aparecen innumerables caras conocidas, es parte de una gran campaña, que está siendo apoyada y fantásticamente recibida, cuyos beneficios irán destinados  a la Fundación ANAR.

Rosa Luengo, directora de creación editorial de Edelvives, y Juan Pedro Castellano, director de la Fundación Edelvives.

Rosa Luengo y Juan Pedro Castellano.

Tras esta presentación se realizó una entrega meteórica de los tres premios. Patxi Zubizarreta con su obra ¡Corre, Kuru, corre! recibió el premio Ala Delta de las manos de Javier Cendoya, director general de Edelvives España. El premio Alandar lo entregó Julián Sanz, director general de Edelvives, a Manuel J. Rodríguez por El bloc de las edades. Por último, Fernando Agresta, director de comunicación y marketing estratégico, hizo entrega a la ilustradora Bruna Valls y al escritor Javier Sobrino del premio al álbum ilustrado La colección del abuelo.

Momentos después, se concedió un minuto para cada premiado y Luengo, distendida y sonriente, despidió al auditorio invitándolo a tomar algo en buena compañía. En ese momento, se encendieron las luces mientras se oían risas de fondo. Nadie abandonaba su silla, solo alguna persona que no conociera a este grupo editorial podría pensar que aquello había acabado.

Rosa Luengo, Patxi Zubizarreta y Javier Cendoya, director general de Edelvives España 

Rosa, Luengo, Manuel J. Rodríguez y Julián Sanz, director general del Grupo Edelvives

Manuel J. Rodríguez, Javier Sobrino, Bruna Valls y Patxi Zubizarreta.

Alex O’Dogherty.

Entonces, Alex O’Dogherty irrumpió en escena leyendo un fragmento de un texto en verso sobre la locura. A partir de aquí la magia comenzó y la ópera, el break y la literatura se unieron en una noche inolvidable.

Un tenor, una soprano, una mezzosoprano y un barítono se alternaron y se unieron cantando distintas piezas de la ópera. Nessun dorma interpretada por el tenor fue la primera pieza de las siete con las que nos deleitaron. Pero esto era demasiado simple, había que añadir algo que nadie hubiera visto nunca. La locura fue que los cantantes estuvieron rodeados durante sus actuaciones de breakers que saltaba siguiendo el elegante ritmo de la música. En un segundo discreto plano, una orquesta acompañada en ocasiones de un nutrido coro, acompañó el espectáculo.

Los ganadores, conducidos por O’Dogherty, fueron hablando de sus obras, de cómo había sido su proceso creativo y se leyeron pequeños fragmentos de las mismas. O’Dogherty dedicó una canción de un minuto a cada uno de los premiados.

Ya se había escuchado O mio babbino caro, una pieza de Carmen, el conocido Toreador, un fragmento de Rigoletto… y casi sin darse cuenta, los espectadores estaban llegado al final del espectáculo. En ese momento, O’Dogherty, vestido con una camisa de fuerza, pone letra al Vals de un minuto de Chopin magistralmente interpretado por la orquesta. En él agradece la asistencia, explica que ha sido una gala de locos, unos locos que llevan casi ciento treinta años en el mundo de la educación y realizan alianzas inexplicables que parecen hechas en un manicomio.

Solo quedaba subir al escenario, junto al coro y a la orquesta, a los premiados, a los directivos, a los cantantes de ópera y a los bailarines. Con todos ellos se hizo un brindis final. Un brindis de Edelvives, líder gracias a ti.