ACTUALIDAD


Una novela con vuelo propio

20 septiembre 2016

“El secreto de Enola” tiene más secretos de los que imaginas. La novela ganadora del Premio Ala Delta esconde entre sus páginas historias tan emotivas como emocionantes. ¿Te gustaría conocerlas? Entonces sigue leyendo…

Todos los libros tienen trampas. Redes de palabras, dulces descripciones o falsas puertas de intriga. El cebo siempre está en las primeras páginas, porque en la novela como en el amor, todo vale. El lector debe ser atrapado. A veces, sin embargo, la única trampa es la autenticidad. Un personaje que se acerca, te toma la mano y ya no la suelta.  Este es el caso de Ralph o Calcetines, el protagonista de El secreto de Enola.

Su voz, alegre, obstinada y entrañable, traba desde el inicio amistad con quien se atreve a seguirlo por esta historia de misterio, amor y amistad. Una Inglaterra en crisis es el contexto en el que Ralph descubre, después de limpiar la chimenea de Enola, el esqueleto de una paloma mensajera, aún con su rollo de papel intacto. 

Descifrar el mensaje en clave será el inicio de una intensa búsqueda que realizará junto a Margaret, su mejor amiga, y que revelará más de un secreto sobre el pasado, la amistad y el amor.

Daniel Hernández Chambers, su autor, contó que la trama de El secreto de Enola nació a partir de un recorte de periódico. En la noticia había paloma, había chimenea y había contexto inglés, pero el mensaje nunca se descifró. De esta anécdota surgió esta novela de lectura fluida, dulce y con ciertas cuotas de nostalgia, en la que se entretejen otros temas que invitan a ser explorados.  De forma global, se encuentra la crisis inglesa de la década de los 80, así como las causas y consecuencias de la lI Guerra Mundial. También se abren caminos a escala humana, como la fuerza del primer amor, la amistad incondicional, las peleas y enfrentamientos que suceden a espaldas de los padres, las difíciles relaciones familiares y la esperanza. La esperanza de dar el primer beso, de recuperar el tiempo perdido y de descifrar los misterios de la vida, justo a los 12 años, cuando el desengaño y la amistad duran para siempre.

El secreto de Enola ganó el XXVII Premio Ala Delta. Las palabras del jurado fueron muy certeras al describirla: «Todo en ella es muy auténtico: sus personajes, llenos de vida y de contradicciones, sus conflictos, el ambiente, un protagonista conmovedor que, a pesar de los continuos reveses, nunca se resigna (…). Es como una gran fotografía viva, y tiene la enorme capacidad de contar mucho con una gran economía de medios. Es, en definitiva, la vida bien contada». 

Esperamos que la disfrutéis. Sólo un último consejo: atrapadla muy fuerte en vuestras manos. Lo de la paloma es un engaño, una trampa; toda la novela tiene vuelo propio.